Viviendo un cristianismo práctico

INDICE

1. ¿Qué es ser cristiano?

2. ¿Cómo ponerlo en práctica?

1. ¿QUÉ ES SER CRISTIANO?

En España tenemos unas escalofriantes cifras, el 26.6% se considera católica practicante, el 41,2% católica no practicante, el 27,5% se considera no creyente, el 2,3% no responde, el 1,0% protestante y el 1,3% pertenece a otras religiones.

Pero la verdad es que nosotros cuando pensamos interiormente en quienes son los verdaderos cristianos de estas cifras, inmediatamente nos enfocamos en el grupo protestante, por la sencilla razón de que pensamos que por el hecho de llamarse protestantes ya conocen a Dios personalmente, han tenido una experiencia con él y aman la Biblia y la intimidad con Dios y todo esto porque un día hicieron una oración de fe entregando su vida a Jesús. Una oración que muchas veces utilizamos como una fórmula mágica que si la repites, consigues la salvación. Y esto es un grave error.

En España pocas personas están interesadas realmente en Dios, la mayoría de las que están interesadas en Dios, no están interesadas en ir a la Iglesia, la mayoría de las que están interesadas en ir a la Iglesia no están interesadas en la santidad, la mayoría de las que están interesadas en la santidad, no están interesadas en servir, y la mayoría de las que están interesadas en servir, no están interesadas en dar el nombre de Jesús a conocer.

Para entender que significa ser cristianos vamos a profundizar un poco en unos versículos de Mateo 7 que he dividido en tres grupos:

Entren por la puerta estrecha. Porque es ancha la puerta y espacioso el camino que conduce a la destrucción, y muchos entran por ella. Pero estrecha es la puerta y angosto el camino que conduce a la vida, y son pocos los que la encuentran.

Mateo 7:13-14

La puerta estrecha es Jesús; Yo soy la puerta; el que entre por esta puerta, que soy yo, será salvo. Juan 10:9. Él murió en la cruz.

Imaginemonos a Jesús, capturado sin haber hecho nada malo, insultado, humillado, escupido, golpeado, al que dieron cuarenta latigazos con un trozo de cuero que tenía atados huesos secos partidos, piedrecitas, cristales y dientes para desgarrarle toda la espalda. Clavarle sus manos a la cruz y tener que subir un monte entero descalzo, desangrándose y con una cruz en su espalda desgarrada, para colgarlo en el monte, que le siguieran humillando y dudando de quien era él, dandole agua con una esponja sucia. A Jesús en ese momento solo le quedaba recordar su identidad. Por qué estaba haciendo todo eso y para quienes.

Cuando en ese momento todo el pecado de la humanidad cae sobre él y como Dios odia el pecado, porque Dios al ser amor; odia, y Dios odia el pecado, y donde está el pecado no está Dios, en ese momento ocurrió algo que nunca entenderemos, Dios siendo uno se separó de si mismo y en ese momento Jesús grito: ¡Eloi, Eloi, lama sabactani! y todo esto fue hecho para que tu y yo solamente tuviéramos que decidir creer en que él era Dios y murió por nuestros pecados.

Esto es entrar por la puerta estrecha. Quizás hayamos tomado esta decisión de entrar por la puerta a través de la muerte de Jesús en la cruz, pero el problema es que la mayoría de “cristianos” entran por la puerta estrecha y siguen caminando por el camino ancho.

Y Jesús dice claramente que debemos entrar por la puerta estrecha y caminar por el camino angosto, no vale simplemente con entrar por la puerta, debemos caminar por el camino angosto también, es igual de importante.

El aborto, los divorcios, la inmoralidad sexual, el alcoholismo, la drogadicción, la masturbación, la pornografía están igual dentro que fuera de la Iglesia y por eso muchos de mis mejores amigos han dejado la Iglesia, porque ven mucha hipocresía.

“Cristianos” que han entrado por la puerta estrecha pero siguen caminando por el camino ancho y eso no es lo que Jesús enseñó. Por su puesto que nuestra confianza tiene que estar puesta en Jesús y no en los hombres, pero si el grado más alto de “cristianismo” en este país han sido considerados los curas, y en las noticias sale que roban, violan a niños… ¿quien va a querer ser cristiano? Si la vida que viven es igual o peor que los que no han aceptado a Jesús. Por favor, si vas a seguir comportando como tus compañeros de clase o de trabajo, no te hagas llamar cristiano, porque estás ensuciando el nombre de Jesús.

Por sus frutos los conocerán. ¿Acaso se recogen uvas de los espinos, o higos de los cardos? Del mismo modo, todo árbol bueno da fruto bueno, pero el árbol malo da fruto malo. Un árbol bueno no puede dar fruto malo, y un árbol malo no puede dar fruto bueno. Todo árbol que no da buen fruto se corta y se arroja al fuego. Así que por sus frutos los conocerán.

Mateo 7:16-20

Cuando en español queremos resaltar algo, al hablar; gritamos, y al escribir; subrayamos o ponemos en negrita pero en hebreo para resaltar algo lo que hacían era repetirlo muchas veces. No es que Jesús se liase o fuera como un disco rayado sino que quería matizar la importancia de las palabras que estaba pronunciando.

Sabemos que nosotros somos los árboles y que los frutos son nuestras acciones y Jesús está enseñando que alguien que se hace llamar su

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s