¿Amamos a Dios?

Nos hemos acostumbrado a Dios.

Nos hemos acostumbrado a sus bendiciones. Nos hemos acostumbrado a sus regalos. Nos hemos acostumbrado a su amor. Nos hemos acostumbrado a su perdón. Nos hemos acostumbrado a su gracia. Nos hemos acostumbrado a que nos dé cosas cuando no las merecemos. Nos hemos acostumbrado a tener un Dios bueno. Nos hemos acostumbrado a un Dios que es el amor en persona. Nos hemos acostumbrado a que Jesús murió por nosotros en la cruz. Nos hemos acostumbrado a Dios.

¡Pero esto es malísimo! Es en plan: <<sí, soy malo, lo admito, peco, sí, ¿y? ¡soy humano! el pecado está en nosotros, somos fruto del pecado… es algo inevitable, los humanos pecamos. Así que Dios tiene que bendecirnos siendo unos pecadores porque si no, no bendeciría a nadie, así que bueno… es lo que hay>>.

¿Pero que clase de cristianismo es este? No hacemos nada por Dios… <<Lógico, es que yo no puedo hacer nada por Dios>>. Sí, de acuerdo pero… a ver… ¿que pasaría si Dios cambiara sus normas y solo nos bendijera cuando no pecamos? ¿nos esforzaríamos más por vivir en santidad? Es casi seguro que sí.

Entonces… ¿necesitamos que exista un “castigo” para esforzarnos en la santidad? ¿Necesitamos tener que hacer algo para ganarnos algo bueno? Es difícil responder a estas preguntas porque es lo que el mundo nos ha enseñado a lo largo de toda nuestra vida. Si quieres ir al parque de atracciones, tienes que sacar buenas notas. Si quieres salir a jugar a fútbol, tienes que acabar los deberes, si quieres que tu amiguito venga a casa a dormir, tienes que portarte bien esta semana. Siempre nos hemos tenido que ganar las cosas buenas. Una nota, tienes que ganártela, unas vacaciones, un buen sueldo, un buen trabajo… nada es gratis.

Y de hecho nos quejamos de esto, nos quejamos de tener que esforzarnos y hacer las cosas bien para ganarnos una buena recompensa… y resulta que existe “algo” en este mundo, una única “cosa” además; que es Dios, que es la mejor del mundo y que no tienes ni que esforzarte, ni que ser bueno, para tenerlo y recibir todos sus beneficios. Es “injusto”, pero “injusto” a nuestro favor…

¡Y ala! nos tomamos la libertad de hacer lo que nos da la gana, porque como no hay que hacer nada para ganarse a Dios, pues ¿¡para qué!? ¿¡para qué voy a ser santo!? ¿para qué voy a dejar de decir palabrotas? ¿para qué voy a dejar de insultar y desobedecer a mis padres? ¿para qué voy a dejar de hacer bullying al pringado de la clase? ¿para qué voy a dejar la masturbación y la pornografía? ¿para qué voy a dejar de tener relaciones sexuales con mi novio/a? ¿para qué voy a leer la Biblia y orar si Dios me bendice como pecador que soy?

PERO si tuviera que ganármelo, seguro que haría un cierto esfuerzo para ser bendecido por Dios… No se si consigo explicarme… lo que quiero llegar a decir es:

Yo no tengo que ganarme las bendiciones de Dios, pero entonces ¿por qué debería de ser santo? y la respuesta es muy sencilla a la vez que muy complicada: Por puro amor.

¿Debo de buscar la santidad por amor a Dios? ¿Debo dejar de hacer los pecados que tanto me gustan y disfruto por amor a Dios? ¿Debo dedicar tiempo en oración y lectura de la Palabra por amor a Dios? y es cuando deberíamos de hacernos una pregunta que todos respondemos SI a la primera y sin problema sin realmente pensar: ¿AMO A DIOS?

El “problema” de todo esto, es que Dios nos bendice y nos habla, PERO NO TANTO COMO A ÉL LE GUSTARIA. El pecado es una barrera; un techo, que dificulta las conexiones entre nosotros y Dios que no nos dejan tener una estrecha relación; una relación cercana y diaria.

Y con esto viene de nuevo una duda y es en plan… ¡ah vale! quizás entonces haga un esfuerzo por dejar el pecado, ser más santo y dedicarle más tiempo a Dios para que él pueda hablarme mas seguidamente y bendecirme más… ¡DE NUEVO LO ESTARÍAS HACIENDO POR TÍ Y PARA GANAR UNA RECOMPENSA!

¿Hacemos algo para Dios por amor? ¿buscamos a Dios, le hablamos e intentamos ser santos, no para nuestro propio beneficio sino simple y sencillamente por amor a Dios?

¿AMAMOS A DIOS?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s