7 pasos prácticos para alcanzar tus sueños

“Mientras tanto, Jesús nos ordenó ir. Nos creó a cada uno de nosotros para que llevemos el evangelio hasta los confines de la tierra y propongo que todo lo que sea una devoción menos radical a este propósito es un cristianismo antibíblico.”

David Platt

Todo este artículo está escrito bajo el prisma de que tus sueños, te los ha dado Dios. El objetivo final de todo sueño que viene de Dios es mostrar su Gloria a las naciones y hacer conocido su nombre en toda la tierra. Aquí encontrarás 7 tips que te ayudarán a alcanzar tus sueños (que son los que Dios te ha dado):

7-pasos-practicos-para-alcanzar-tus-suenos

1. Conoce el siguiente paso y la supuesta meta

¿Cuál es el siguiente paso? He escuchado ¡TÁNTAS VECES! esta pregunta. A veces la he contestado rápido y seguro, muchas veces he guardado un largo silencio y alguna que otra, he llorado. ¿Cuál es el siguiente paso? Después de una gran “actuación” o de un estrepitoso “fracaso”, mis mentoras me han hecho esta pregunta: ¿Cuál. Es. El siguiente paso? Creo que esta es la gran clave para lograr tu meta.

Tu meta, ese es otro tema, todos tenemos una meta en la vida, o sueño, llámalo como quieras. Ahora bien, casi nadie sabe como alcanzarlo, y es normal.

Imaginate a los pies de una montaña. Sabes que tu meta es llegar a la cima. Ahora bien, hay miles de caminos para poder llegar y no tienes que saber cuál es el recorrido completo para alcanzar la cima, sencillamente saber cuál es el siguiente paso.

montañaA base que vas caminando, vas a encontrarte piedras que evidentemente no sabías que estaban ahí; ríos, árboles, animales, y tendrás que tomar decisiones. Tendrás que hacerte la pregunta: ¿Cuál es el siguiente paso?

Y algo que me encanta: es muy probable que tuvieras planeados los siguientes 100 metros, pero que inesperadamente, ha ocurrido algo, ya sea bueno o malo, que te hace replantearte ese corto objetivo y es muy probable que tengas que cambiarlo, pero no importa. Ten clara la meta y cuál es el siguiente paso.

¿Pero por qué he puesto de título “supuesta meta”? Algo que me apasiona, es que a base que vas subiendo la montaña, empiezas a darte cuenta de que hay un mundo que no conocías, distintas cimas, o sencillamente que la cima que tan lejos veías es la que estás pisando y ahora hay otras.

Pienso sinceramente, que tu meta inicial, la que tienes desde pequeño, por muy muy muy grande que sea, es simplemente la plataforma para volar y alcanzar cimas que nunca habías imaginado.

Ten en cuenta, que Dios ve el cuadro completo: Él conoce todo el recorrido y está deseando decirte cuál es tu siguiente paso para alcanzar los sueños y metas que Él ha puesto en tu corazón.

En conclusión: Ten claro tu siguiente paso, sigue un camino sin problema de cambiarlo cuando sea necesario y persigue tu “supuesta meta”.

“Yo no corro sin una meta ni peleo como los boxeadores que sólo dan golpes al aire.”  1ª Corintios 9:26 (PDT).

2. Disfruta tu siguiente paso

Me encuentro en un momento de mi vida, que no se cuál es mi meta, ni mi “supuesta meta”. Siempre lo he tenido super claro, desde pequeñín, pero ahora… ahora estoy en blanco, tengo alguna idea vagabundeando, pero nada claro. Lo que si que tengo más claro que nunca es cuál es mi siguiente paso.

Lo que quiero decir con esto, es que para mi, es muchísimo más importante, conocer el siguiente paso, que la meta y ¡Disfrútalo! Disfruta el momento en el que estás, mira a tu alrededor, ve las ardillas, las hojas, los árboles, el sonido del río.

“Sigan por el camino que el Señor su Dios les ha trazado, para que vivan, prosperen y disfruten de larga vida en la tierra que van a poseer.” Deuteronomio 5:33 (NVI).

Estás en un lugar precioso, no tengas ansia por llegar a la meta, porque de ser así, cuando llegues, no vas a disfrutarla. Aprende a valorar cada momento y etapa de tu vida. Ve las cosas buenas que te rodean y las ventajas que tiene estar como estás ahora y que perderás en el siguiente paso. Y créeme que me cuesta decir esto pero: Todo en esta vida tiene su tiempo.

“En esta vida todo tiene su momento; hay un tiempo para todo.” Eclesiastés 3:1 (TLA).

3. Que nadie te diga que no puedes

Cuando estás al pie de la montaña, con un sueño grande y lejano, prácticamente nadie cree que puedas lograrlo, seamos sinceros, está muy lejos. Son pocos los valientes que se atreven a dar el primer paso y empezar a subir la montaña.

A base que estás subiendo, la gente cada vez te ve más capaz de alcanzarlo y te animan, te apoyan y te ayudan para conseguirlo. Lo difícil es dar el primer paso y creer que eres capaz de alcanzar un sueño, que para la mayoría de personas es impensable. Y cuando digo mayoría de personas, me refiero a las que son más mayores que tú.

¿Por qué? Porque muchas de ellas, ya no tienen la edad para alcanzar ese sueño, o son personas frustradas de que un día soñaron lo mismo que tú, pero que no tuvieron claro cual fue su siguiente paso o el camino a seguir.

No hagas caso de las voces que te dicen que no puedes conseguirlo. Quizás en 60 años les demos la razón, pero con cicatrices, heridas y lesiones de haberlo intentado.

Pues todo lo puedo hacer por medio de Cristo, quien me da las fuerzas.” Filipenses 4:13 (NTV).

4. Se fiel en lo poco y hazlo con excelencia

Recuerdo cuando tenía 12 años ¿puede ser? no estoy muy seguro, pero aproximadamente esa edad… y mi iglesia, que acababa de nacer, compró un proyector de transparencias ¿os acordáis? Mis profes de Uni siguen usándolo… en fin. Recuerdo que había tres personas en la alabanza y una de ellas, después de cada canción, se acercaba al proyector a cambiar la transparencia.

proyectorPensé que sería de gran ayuda si fuera yo quien cambiara las transparencias y me ofrecí para hacerlo. Era algo nuevo para mi, tenía doce años, la iglesia era muy pequeña, y todos se sabían la letra de la canción, sin embargo, yo me esforzaba por hacerlo con la máxima excelencia, sujetando de pie la transparencia durante toda la canción si era necesario o colocando un folio de mil maneras para tapar la letra de una canción diferente que compartía hoja.

Al cabo de unos años, insistí grandemente para que mi iglesia comprara un ordenador portátil y un proyector para poder poner las letras de las canciones en PowerPoint. Conseguí que se comprara y copié todas y cada una de las canciones al ordenador, poniéndolas lo más bonitas posibles, con distintos tipos de letra, fondos y colores. Veía videos en YouTube para aprender a hacerlo de formas mejores, con efectos, …

Sí, era solo un PowerPoint de tres diapositivas, con la letra de una simple canción para proyectar en una pequeña iglesia, pero intentaba hacerlo tan bien como si fuera para una iglesia de miles.

“[…] Has sido fiel en administrar esta pequeña cantidad, así que ahora te daré muchas más responsabilidades. […]” Mateo 25:23 (NTV).

5. No existe el éxito repentino

Alguna vez he pensado ¿por qué gastan meses subiendo a la cima del Himalaya? ¿no sería más fácil que un helicóptero les dejara en la cima? Resulta ser que no se puede. Los pulmones tienen que acostumbrarse a lo largo de toda la subida, para poder respirar en la cima. Si te dejaran directamente allí, no podrías respirar y morirías.

flappy birdMuchas veces pensamos, que hay personas que consiguen el éxito y la fama de la noche a la mañana. El Flappy Bird, seguro que te suena ¿verdad? Que juego más estúpido y su creador se hizo millonario en días. Lo que quizás no sepas, es que este hombre tiene un doctorado en ingeniería de videojuegos y antes del Flappy Bird había creado 20 aplicaciones que fueron un fracaso. Tener un doctorado en videojuegos supone por lo menos 25 años de tu vida esforzándote por lograr una meta.

Lo que quiero decir con esto, es que no vas a conseguir nada, sin esfuerzo y sacrificio. Si realmente quieres algo, tienes que luchar por ello. Y el valor que tu creas que vale algo, será el precio y esfuerzo que estés dispuesto a pagar para conseguirlo.

“Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente: no temas ni desmayes, porque Jehová tu Dios será contigo en donde quiera que fueres.” Josue 1:9 (RVA).

6. Vive incómodo

“La magia ocurre fuera de tu zona de confort”

No me gusta la comodidad. La comodidad es fácil, es… la comodidad es… ¡es cómoda! Después de tres años con el grupo de jóvenes, ahora me encontraba en un momento cómodo. Al fin las cosas estaban saliendo como a mi gustaba, mi hermano estaba cogiendo más responsabilidad y yo me encontraba con menos presión. Los jóvenes después de King’s Kids y el discipulado que estaban recibiendo en la iglesia se encontraban al 100% dispuestos a servir en lo que fuera necesario y teniendo una relación diaria con Dios. Al fin estaba cómodo.

Creo que aguanté como 3 reuniones. ¿Estoy cómodo? ¿Si? Pues es hora de cambiar y ¡salir de la zona de confort! Así que hemos replanteado el grupo de jóvenes, con un montón de cambios y duplicando las actividades y el discipulado para que esto vaya a más.

El momento de comodidad, es el momento de cambio.

“[…] Pedro entonces bajó de la barca y comenzó a caminar sobre el agua en dirección a Jesús.”  Mateo 14:29 (DHH). Pedro caminó sobre el agua, (la “magia” ocurre) cuando se bajó del barco (fuera de tu zona de confort).

7. No tengas miedo al fracaso

Fracaso. ¿Podría atreverme a decir que es una de mis palabras favoritas? Creo que sí. Y la verdad es que pienso que sin fracaso, es imposible el éxito. ¡Wow! Hay tantas personas, que tuvieron la oportunidad de su vida o su sueño tan cerca, y por miedo al fracaso, se quedaron a las puertas…

¡Arriésgate! ¡Falla! ¡Equivócate! ¡Cáete! ¡FRACASA! No pasa absolutamente nada. Es simplemente un paso más para alcanzar tu sueño. El “NO” ya lo tienes, lucha por el sí, y nunca te quedes con la duda de qué hubiera pasado. Es un No, pues es un No, pero no porque no lo hayas intentado y te hayas arriesgado.

Steve JobsAdemás, que es como lo más normal del mundo. ¿Te imaginas a alguien que llegue a conseguir algo importante sin fracasar antes? Si nunca has fracasado, es porque nunca has conseguido nada importante. Y ahora podría ponerte cientos de ejemplos como el de Henry Ford, Michael Jordan, Walt Disney, Steve Jobs, pero va a ser más fácil que los busques en Google.

“Y al manifestarse como hombre, se humilló a sí mismo y se hizo obediente hasta la muerte, ¡y muerte de cruz! Por eso Dios lo exaltó hasta lo sumo y le otorgó el nombre que está sobre todo nombre,” Filipenses 2:8-9 (NVI).

¿Qué harás con lo que yo te he dado? ¿Cómo usarás tu influencia, tu liderazgo y tus recursos en el mundo que te rodea?

Dios

¡ATRÉVETE A SOÑAR!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s